lunes, 4 de abril de 2016

BOLÍVAR, EL EJEMPLO DEL FÚTBOL MAL JUGADO EN LA LIGA

Nacional Potosí se permitió presionar a Bolívar en su defensa.
Estuve el sábado por la noche en el partido que Nacional Potosí  le empató a Bolívar, 1 x 1, en La Paz.

Al principio, cuando vi la alineación que el Insúa preparó, me pareció que la Academia tenía todo para vencer y no solo eso, estaba preparada para ser amplia dominadora del cotejo.

Tres zagueros, dos laterales volantes, solo un volante central, tres volantes ofensivos y un delantero.

Argumento cabal para atacar por los tres flancos.

Me sorprendió que no haya sido así.

Y no sé si los jugadores no atendieron y no entendieron lo que su entrenador quería, pero, sobre todo en el segundo periodo, quien dominó el medio sector fue Nacional Potosí.

Porque, sinceramente, no acredito que Insúa haya presentado esa alineación sin planificación.

No funcionó porque justamente el sector en el que los celestes tenían todo para definir el cotejo, el medio campo, lo abandonaron y los visitantes  le dieron más provecho.

Al contrario, la marca, el toque y la rotación, no existieron. Los mediocampistas celestes fueron estáticos, lineales, burocráticos sin creatividad.

Entonces, ¿qué pensar? ¿Falta de comunicación o de entrenamiento?.

Bolívar fue el sábado por la noche, el ejemplo más claro de cómo funciona el fútbol boliviano.

Porque en los otros cinco cotejos de la Liga, aprecié casi las mismas fallas.

Total descaso a la marca en el sector medio, desde donde se envían pelotazos y no pases y, por eso mismo, los goles que salen son más debido a fallas defensivas ligadas al acaso, que a mérito de los atacantes.

Creo que solo en la Liga boliviana aún no se entendió que los partidos se definen generalmente en la media cancha.