martes, 12 de abril de 2016

BOLÍVAR ES UNA MARCA QUE DÁ LUCRO, MENOS PARA LA INSTITUCIÓN.

Bolívar era dueño de un predio de 4 niveles construidos en 4.310 metros cuadrados en Obrajes...
...donde ocupa hoy dos pisos laterales en un imponente predio que no le pertenece.
Un 12 de abril, en 1925, el Club tlético Bolívar fue creado.

Y hoy, 91 años después, está pagando el precio de ser una institución futbolística grande.

Todo lo que se hizo hasta ahora desde que el 2008 BAISA compró por 20 años la marca, fue atendiendo la personalidad de su dueño, el empresario Marcelo Claure.

Como es el caso de los contratos de futbolistas y entrenadores que siempre son anunciados desde los EEUU a través de las redes sociales, dando hecho una espectacularidad a la que la hinchada boliviana no está acostumbrada.

Todo bien, la idea, que ya no impresiona, debe ser intentar demostrar una nueva forma de gestión en Bolívar.

Dentro de la cancha, el equipo viene sufriendo derrotas marcantes.


El problema es que en términos futbolísticos, que al final es lo que le interesa a su inmensa hinchada, muy poco o casi nada fue conseguido en poco más de 8 años de gestión de BAISA.

Otros equipos que no tienen la aparentemente tranquilidad de Bolívar en cuestiones económicas, consiguieron más.

Y lo peor es que fuera de las canchas Bolívar también no ganó nada.

Continúa con lo mismo que tenía antes de la llegada de BAISA: Una cancha para entrenar en Tembladerani y unas oficinas en Obrajes, en dos pisos de un edificio que no le pertenece.

Y hablan de terrenos en Cotahuma y en la ciudad de El Alto, poco o nada conocidos.

O sea, muchos  están lucrando hace tiempo con la marca Bolívar, menos la institución.