sábado, 16 de abril de 2016

EN BOLÍVAR Y THE STRONGEST INTERESA TODO, MENOS EL FÚTBOL


Vivimos un fin de semana bien al estilo del fútbol boliviano, en La Paz.

Marcelo Claure, el empresario presidente de BAISA, empresa que administra Bolívar, anuncia que al final de la participación del equipo en la Libertadores podrá dejar el cargo, resentido con las críticas de la hinchada.

César Salinas, presidente de The Strongest, se encuentra reunido con el entrenador Mauricio Soria, para definir la permanencia, o no, del DT, en el cargo, sin explicar los motivos de esa decisión.

Todo eso sería normal en medio del caos en que el fútbol boliviano existe.

Pero creo que para la gestión del fútbol en Bolivia, lo que menos interesa es el equipo de fútbol, exactamente la razón de la existencia institucional.

Parece que ambos presidentes no saben que tanto Bolívar cuando The Strongest, tienen, en horas, dos partidos importantes por la Liga del Fútbol Profesional Boliviano, y, en días, juegos definitorios por la Copa Libertadores de América.

Bolívar y The Strongest son instituciones fuertes, de interés público, sin dueños.

Existen instancias y momentos oportunos para abrir la boca y tomar decisiones en el fútbol.

Sería bueno que ambos presidentes hagan su gestión conscientes de ese detalle, ya que las determinaciones que hoy toman, les serán cobradas indefectiblemente a mediano y largo plazos.