miércoles, 4 de noviembre de 2015

SELECCIÓN NACIONAL DE FÚTBOL Y SU SIGNIFICADO

Con apenas 17 años, el joven Pelé fue campeón mundial de fútbol en Suecia-1958. Excepcional.
En los países de conceptos más avanzados en el fútbol, los futbolistas que llegan a la selección principal, son personas que ya están formadas y capacitadas para la disputa de partidos y/o torneos de alta competencia.

En el deporte, la palabra selección no es un simple ejercicio de retórica, significa que ahí están los mejores.

En el fútbol, la palabra selección expresa un límite, un número exacto, un grupo limitado de generalmente 23 personas, que entrenan por un tiempo determinado, para buscar su lugar en el equipo de once.

Pedagógicamente, cuanto menor es el número de convocados, mayor será la posibilidad de entendimiento entre seleccionador y seleccionados.

Por eso, en una selección nacional, los entrenadores profesionales, responsables por la convocación, se destacan por justamente saber seleccionar a los jugadores que le darán forma, rápidamente, a sus planteamientos y propuestas para el equipo.

Seleccionan previamente a los 23 y los convocan.

Nada impide, sin embargo, que tengan una lista (no pública) con mayor número de jugadores de su preferencia, de donde convocará caso haya lesiones o necesidades.

Por todo ello, a las selecciones no van jugadores a probarse, adquirir experiencia o simplemente invitados. Eso es contraproducente y perjudicial para el trabajo..

A las selecciones nacionales van los mejores futbolistas del momento.

Selección significa cualidad y no cantidad.

Si un entrenador no tiene la personalidad para aglutinar, convocar, reunir a los mejores, el que no sirve para la selección es el entrenador.

Si dentro de esos mejores existen excepciones de 17 años,  como lo fue Pelé en el Brasil campeón mundial en Suecia-1958 (foto arriba), ciertamente el entrenador lo convocará (y el Feola lo hizo) para que se busque un lugar en el equipo, no para adquirir experiencia.

El entrenador argentino César Luis Menotti no llevó a Diego A. Maradona al Mundial del ´78 y fue campeón. Personalidad.  
El caso de Maradona, en la Argentina campeón mundial de ´78, es otro ejemplo: Menotti no lo llevó, porque consideró que el jugador aún no estaba preparado.


En el fútbol, la experiencia se la adquiere en los clubes y en las selecciones menores, no en la principal.