viernes, 13 de noviembre de 2015

BOLIVIA VENCE A VENEZUELA Y DISIMULA LA CRISIS

Chumacero (3), fue el destaque del equipo boliviano, por su desmarque en el medio sector y llegada permanente al ataque.
Fue un partido de seis goles y podía haber sido de más, tan frágiles eran las defensas de ambos equipos.

La falta total de jerarquía del equipo venezolano, permitió al combinado boliviano terminar la jornada festejando el triunfo como si fuese una clasificación, tal es nuestra carencia de  victorias.

La selección boliviana provechó mejor los errores de la flaca selección venezolana y venció el cotejo por 4 a 2.

El entrenador boliviano Baldivieso acertó en colocar un equipo compuesto en su mayoría por jugadores que militan en el fútbol de La Paz y que realizaron básicamente lo que hacen en sus equipos.

Eso permitió que el medio sector sea más versátil en el desmarque, dando mayores posibilidades para el pase. En ese contexto, a destacar, la permanente movilidad de Chumacero, que apareció varias veces con solvencia por la banda derecha del ataque, teniendo participación directa en dos de los goles.

Sin embargo, hay que tener conciencia de que si el adversario fuese más ofensivo y corajoso, el resultado podría ser otro, porque continuamos con las fallas visibles en la marca, individual y colectiva.

Espero que la emoción por la victoria sea administrada con mucho criterio dentro de la selección nacional, para evitar triunfalismos inmediatos que eleven más el espíritu emotivo en lugar del racional.

Al final, es bueno tomar en cuenta que el fútbol boliviano necesita más de sostenibilidad y no de acasos, como la selección venezolana.