jueves, 26 de noviembre de 2015

DE ONCE EN ONCE METROS, THE STRONGEST SE VA ALEJANDO DE SU MAYOR OBJETIVO.

El trauma del Tigre es conocido como penal. 
El Tigre estuvo cerca de conseguir los tres puntos, pero terminó empatando, 1 x 1 (Méndez  ST, y Torrico SJ), resultado  que más parece una derrota, porque falló dos penales (Marteli y Escobar) frente a San José, en Oruro.

Índice de error alarmante para un equipo de fútbol profesional.

Equipo al que le sobró garra, pero  le faltó categoría en una de las jugadas más determinantes de un juego de fútbol: el penal.

Menos mal para The Strongest que San José no consiguió superar su crisis extra campo, si no, estaríamos contando otra historia.

El equipo orureño  llevó para dentro de la cancha un fútbol deficiente, proporcional a su práctica administrativa.

Así, por lo que jugaron, el 1 x 1 está de buen tamaño.


Hay tiempo aún para los de Achumani recuperarse y buscar con sus propias fuerzas el campeonato, hay; pero tiene cada vez más un horizonte nublado, llamado dependencia, lo que, ciertamente, no dejará dormir a sus entrenadores, dirigentes e hinchada.