martes, 19 de febrero de 2013

SAN JOSÉ x CORINTHIANS, El FUTBOL ES LO DE MENOS – A propósito de las armas extra campo de bolivianos y brasileños.


 

 

Corinthians ya está en Cochabamba.

El Campeón de la Libertadores y Mundial interclubes, se encuentra aclimatándose en la ciudad el Valle (foto), con un clima agradable, un cielo despejado y una humedad relativa muy apta para el organismo de quien viene de una de las ciudades más contaminadas del mundo como es São Paulo.

Por la noche, la delegación corintiana tendrá la oportunidad de saber (y ciertamente admirar) cómo es una ciudad con estrellas; quien sabe perciben que el cielo nocturno no había sido negro, mas, sí, azul.

Creo que el trabajo del cuerpo médico brasileño será arduo pero científicamente provechoso, ya que podrán descubrir cómo se comporta el metabolismo de los jugadores brasileños respirando aire puro, pues están acostumbrados a la inhumana contaminación ambiental y a los olores fétidos del río Tietê, a cuyas orillas se encuentra la sede del Corinthians lugar de sus entrenamientos.

Mañana, día del juego, el cortejo corintiano se trasladará a Oruro, ciudad que posee también un medio ambiente muy agradable, casi similar al de Cochabamba, pero, claro, más elevado con relación al nivel del mar.

Sigamos el raciocinio del periodista Juca Kfouri y de casi la totalidad de los periodistas deportivos brasileños: “jugadores del Corinthians, cuidado, no entren al campo de juego (foto) corriendo, no disputen los balones con los adversarios, peor, no intenten hablar mucho, ni mucho menos gritar, pues corren peligro de escupir sangre debido a la altura.”

 
Y la hinchada corintiana que estará presente en el estadio Jesús Bermudez (foto arriba) en Oruro, también tiene que tomar su precauciones, cuidado con estar berrando.

Y yo aumento: corintianos, dejen que el San José utilice (como todo el futbol boliviano) su arma principal: la altura. El resultado en Oruro no interesa mucho, porque ustedes, podrán dar la respuesta en São Paulo, utilizando, también, sus armas principales: su  contaminación ambiental (poluição), aliada al calor sofocante de São Paulo y la excelente humedad ambiente proveniente de las inundaciones permanentes de los rios Pinheiros y Tietê.  

Como ven, lo que menos importa es el futbol.
  http://maqvermelha.blogspot.com/