viernes, 29 de junio de 2007

Sería cómico si no fuese trágico.

Los tríos de arbitraje de Argentina y Brasil que apitarían en el Mundial Sub-20 que comienza el próximo sábado en Canadá, tuvieron que retornar a sus países, porque algunos de sus miembros no pasaron en las pruebas físicas a que fueron sometidos.

Los argentinos Héctor Baldassi, Ricardo Casas y Walter Velaz, y los brasileiños Leonardo Gaciba, Altemir Hausmann y Roberto Braatz, son los héroes.

Si la moda pega…