viernes, 29 de junio de 2007

Lengua suelta

A pesar de la positiva presencia del presidente Evo Morales en Zurich, donde consiguió de Blatter la promesa de que será estudiada la posibilidad de que las capitales de países queden fuera del veto a la altura de más de 3 mil metros, nada está aún decidido.

El presidente de la Federación Boliviana de Fútbol, Carlos Chávez, en un acto de oportunismo, se adelantó en anunciar, en Venezuela, que La Paz "está liberada del veto".

Todos saben, y Blatter lo declaró, que quién decide el asunto es el Comité de la FIFA y no el presidente.

Eso no quiere decir, claro, que el Siles pueda volver a abrigar partidos por las eliminatorias.