miércoles, 30 de mayo de 2007

Tostão dice que fue una medida política y poco transparente


“Como médico y atleta, que sufrió con la falta de oxigeno en un partido de fútbol en Bolivia, soy a favor de prohibir juegos en algunos lugares, aún sabiendo que la decisión fue también política y que el nivel definido de 2.500 m deba haber sido para dejar a México fuera de es prohibición. Esa medida debería también ser más discutida por los interesados y decidida con más transparencia”

Así escribe en su columna de hoy, el ex jugador brasileño, Tostão (foto), que, como siempre, es cauto y muy coherente en sus apreciaciones.

Estoy de acuerdo con Tostão cuando dice que fue una medida política.

La FIFA no se atrevió a incluir a México en el asunto, porque el país azteca es una potencia económica importante dentro del contexto futbolístico mundial, sobre todo en el ámbito de las comunicaciones.