miércoles, 23 de mayo de 2007

La Verde viaja a EEUU sin personalidad

La “nueva” selección de Edwin Sánchez es una verdadera incógnita.

Nuevamente los jugadores serán “juntados” a última hora y se viajará para un compromiso internacional.

La esperanza que queda es la capacidad de conversación del entrenador nacional, porque, a rigor, en tres días de trabajo nada se puede modificar, de todo lo que los convocados pueden ser capaces.

Algunas opciones de posicionamiento, nociones de cobertura, movilización y nada más; eso es lo único que Sánchez puede entrenar.

A no ser que el técnico sea mago o que los adversarios estén en malas condiciones físicas y técnicas (como en África del Sur), nuestras chances de victoria son mínimas.

Cada vez me convenzo más que en el fútbol no hay mejores, lo que sí hay son peores.