miércoles, 30 de mayo de 2007

Carta a Joseph Blatter

El grupo de empresas periodísticas La Razón, ATB (cuyas acciones pertenecen al mismo conglomerado que controla el periódico El País de España), junto a El Nuevo Día y El Extra informó "que se tiene propuesto enviar hasta junio un millón de cartas a la FIFA."

Los términos de la misiva, la publico a seguir:

Bolivia, mayo de 2007

SeñorJoseph Blatter
PresidenteFederación Internacional del Fútbol Asociado, FIFA Zúrich, Suiza

Distinguido señor


La resolución adoptada por la FIFA el 27 de mayo, que prohibe la realización de partidos internacionales de fútbol en las ciudades ubicadas a más de 2.500 metros de altura sobre el nivel del mar, me lleva a remitirle esta carta para darle a conocer los argumentos por los que el órgano mundial del fútbol puede y debe revertir esta medida discriminatoria y archive, de una vez por todas, cualquier atentado contra el deporte universal.

1 Millones de personas vivimos, trabajamos, reímos, lloramos y amamos en la altura, como todo el resto del mundo. ¿Por qué no debiéramos jugar y competir en el fútbol?


2 El fútbol es parte de la cultura universal. La FIFA está comprometida con su promoción sin discriminaciones. Cumpla Ud. con esa misión.

3 El fútbol es una pasión que promueve la unidad, la hermandad e integración entre los pueblos. Nosotros, quienes vivimos en alturas, tenemos los mismos derechos que todos.


4 ¿Ha pensado usted, señor Blatter, que si la FIFA veta el fútbol, también podríamos quedarnos sin la práctica de otros deportes? ¿Sería esto justo para nuestros niños y jóvenes?

5 La ciencia demostró que los profesionales del fútbol no tienen problemas de oxigenación. Este es un deporte de una reducida exigencia fisiológica.


6 Nadie se murió jugando al fútbol en los estadios de Bolivia ni en ningún otro lugar de altura. Por eso, esta prohibición más parece un castigo sin causa, producto de presiones.

7 La FIFA tiene datos que demuestran que en la altura, como en el llano, se imponen el talento y el profesionalismo de los equipos, sean visitantes o locales.


8 Si la FIFA no revoca este veto, mañana la temperatura, la humedad y otros podrían ser argumentos para convertir el fútbol en un baile de salón.

9 Los bolivianos somos un pueblo pobre, tenemos un fútbol humilde, pero somos dignos y tenemos un sentimiento nacional que nos hará defender nuestros derechos donde haga falta.


10 Su palabra es un compromiso. El 11 de febrero del 2000, usted, señor Blatter, expresó en La Paz su respeto por nuestra causa. Entonces, dijo: ´Yo nací entre las montañas, mi pueblo en Suiza está entre los cerros más altos de Europa, por eso la altura no me da miedo´. ¿Va a cumplir su palabra?

Por todas esas razones, en nombre de nuestros derechos y de los principios que pregona la FIFA, le pido, con el mayor de los respetos, que desista de este veto.
Nombre……………………….........................…… Firma………….......................