martes, 29 de mayo de 2007

Se espera la solidaridad de Chávez

La gran oportunidad para que los dirigentes del fútbol boliviano reviertan su impopularidad, está ahí.

Según agencias internacionales, Mauricio Méndez, vice-presidente de la Federación Boliviana de Fútbol, informó que junto con Ecuador y Colombia, se decidió no ir a la Copa América, caso Venezuela no apoye a los tres países en la Conmebol.

Son necesarios los votos de seis países en la Conmebol, para que el veto de la FIFA sea revertido.

Por eso, Bolivia, Colombia y Ecuador esperan el apoyo de Perú y Chile que, junto al voto de Venezuela, completarían el número requerido.

Según las agencias, Guido Añez declaró que Hugo Chávez suspenda la Copa América y es solidario con Bolivia.

Si los dirigentes del fútbol boliviano se unen y consiguen formar un frente con sus pares sudamericanos, podrían recuperar algo de credibilidad.

La pregunta no respondida todavía es ¿por qué Chávez, presidente de la FBF no informó antes al país que la FIFA aprobaría el veto?

Sospechoso, muy sospechoso.