viernes, 19 de agosto de 2016

WILSTERMANN ELIMINADO POR SUS PROPIOS ERRORES. BLOOMING Y REAL POTOSÍ SUPERAN SUS PROPIAS EXPECTATIVAS Y SE CLASIFICAN, AL IGUAL QUE BOLÍVAR, A LA PRÓXIMA FASE DE LA COPA SUDAMERICANA

Wilstermann no tuvo personalidad para imponer su juego en casa.
Wilstermann de Cochabamba fue eliminado en casa, porque no supo definir el partido en los 90 minutos.

Después del intervalo, pese a abrir el marcador  los 48´por intermedio de Thomas, el equipo cochabambino, en lugar de apoderarse del ritmo del partido, cedió espacios importantes para el Sol de América que, percibiendo la falta de personalidad de los locales, se apoderó del medio sector y comenzó a atacar.

A los 55´ aconteció el castigo para la falta de definición del equipo boliviano y los visitantes empataron el cotejo a través de Díaz.

Después del empate, al contrario de Wilstermann, Sol de América no dejó de buscar el ataque, lo que impidió la reacción de los locales.

Al final, en los penales, quien fue más eficaz se clasificó: Sol de América.

Blooming y Real Potosí avanzan

Jugando con 9 jugadores en buena parte del partido, Blooming perdió por 0 a 1, venció en los penales al Plaza Colonia (4 x 1), en Uruguay, clasificándose a la próxima fase de la Copa Sudamericana.

Real Potosí, aprovechando el nerviosismo y la presión de la hinchada sobre los locales de la Universidad de Chile, empató el juego (1 x 1) y también pasó a la próxima fase del torneo.

Los dos equipos bolivianos se suman  a Bolívar que el martes pasado ya había hecho su parte, eliminando al Universidad de Concepción, de Chile, después de vencerlo por 3 a 0.

Mejor para los tres equipos, cuyos dirigentes ya deben estar planificando cómo irán a gastar los 300 mil dólares provenientes de la clasificación.

Después de esos resultados ¿alguien se anima a decir cuál de los cuatro equipos nacionales es mejor? ¿será que por el hecho de haber sido eliminado, Wilstermann es el peor de los cuatro?

Las hinchadas están ahí para conmemorar o entristecerse, obvio.

Pero, a los que tenemos la obligación de analizar el fútbol boliviano de una forma objetiva, sin pasiones, nos queda la constatación de que, por coincidencia, los cuatro adversarios de los equipos bolivianos, podían también clasificar o no, indistintamente. Porque los ocho conjuntos se nivelaron en aciertos y errores.

Los entrenadores de los cuadros nacionales clasificados deben estar pensando cómo van a  mantener la buena racha, porque los adversarios de la próxima fase, ciertamente serán mucho más difíciles.