lunes, 7 de diciembre de 2015

SPORT BOYS GANA UN PUNTO, CONTINUA PUNTERO, PERO PIERDE EL EQULIBRIO

La gresca comenzó dentro del campo de juego entre jugadores y terminó afuera con la ayuda de dirigentes. 

Nada, absolutamente nada, justifica una pelea campal en el fútbol.

Como no justifica la presencia de tantos civiles dentro del campo de juego, en el que empataron Universitario y Sport Boys, 1 x 1.

Uno de los dirigentes del puntero Sport Boys fue el que inició la gresca, las imágenes lo denuncian.

La respuesta de los futbolistas locales de la “U” fue inmediata, con la colaboración de gente que no vestía pantalones de fútbol.

El empate ya estaba de buen tamaño para los visitantes que con el punto ganado les permitía permanecer en el liderazgo del torneo.

Faltó equilibrio emocional, como en la mayor parte de la gente en el fútbol actual de Bolivia.


Si se quiere cambiar de rumbo, castigos ejemplares debieran ser determinados por la justicia deportiva.