martes, 29 de diciembre de 2015

PARA 2016, MÁS DE LO MISMO EN EL FÚTBOL BOLIVIANO


Fin de año 2015 sonso y sin buenas novedades en la perspectiva 2016.

Y ojo que hay en el calendario factos importantes para el inicio del próximo año.

El principal, el día 22 del mes de enero, las elecciones para la presidencia de Federación Boliviana de Fútbol.

Se hablan de nombres, candidatos, pero no de cambios estructurales.

O sea, la misma práctica, el mismo comportamiento, los mismos (pésimos) usos y costumbres.

Bolivia y su fútbol necesitan de nuevos rumbos, pero no hay caminos y mucho menos quien los construya.

Nadie sale a la palestra diciendo soy candidato y lo que propongo es lo siguiente.

No hay quien presente un proyecto de trabajo de reestructuración.

La opción parece ser la misma de siempre: organizar clandestinos grupos de apoyo para ocupar espacios.

Y a lo que todo indica, las personas que tendrán el poder de elegir, serán las mismas que, a su tiempo, eligieron y mantuvieron en el cargo a Carlos Chávez, a quien abandonaron así que entró en desgracia.

A propósito, el ex presidente, detenido en Palmasola, prestaría un gran servicio al fútbol boliviano haciendo público los métodos usados para conseguir el apoyo de tantos dirigentes para su elección y reelecciones.

Ciertamente sobrarían pocas personas con posibilidades de seguir mandando en el enlutado fútbol boliviano.   

Definitivamente para cambiar los rumbos del balompié nacional, se necesita más de personas con coraje, que oportunistas con hambre de poder a cualquier costo.