martes, 21 de julio de 2015

LA FIFA Y LA CONMEBOL NO TIENEN PODER PARA CASTIGAR AL FÚTBOL BOLIVIANO


Todavía hay quien pierda su tiempo en Bolivia,discutiendo sobre la carta de la Federación Boliviana de Fútbol (FBF) a la FIFA y a la CONMEBOL, denunciando la “intervención” del gobierno boliviano “en asuntos del fútbol”, debido a la aprensión de su presidente Carlos Chávez y su secretario ejecutivo, Alberto Lozada.

Caramba, la justicia norteamericana, con ayuda del FBI y de la policia suiza, detuvo y mantiene presos a dirigentes de la FIFA, entre ellos su vicepresidente, Eugenio Figueredo, y la Federación Norteamericana de Fútbol y Suiza, no sufrieron ninguna sanción.

La CONCACAF tuvo intervenidas sus instalaciones en Miami, de donde se llevaron computadoras y documentos, y tiene a su presidente también detenido en Suiza, y el fútbol estadounidense no sufrió sanción alguna.

La CONMEBOL tuvo decretada la prisión de sus dirigentes, y su ex presidente Nicolás Leoz tuvo prisión decretada en Paraguay, así como su sede perdió el status de “embajada”, y el futbol paraguayo no tuvo penalidad alguna.

Frente a todos esos antecedentes, ¿por qué el fútbol boliviano sufriría castigo alguno, frente a la aprensión e investigación de sus dirigentes?

La FIFA, la CONMEBOL y demás entidades del fútbol mundial, no tienen, hoy, ninguna autoridad moral ni física para emitir pareceres de castigo o suspensión a ningún país afiliado.

Para volver a tener algo de autoridad en el fútbol mundial, deberán esperar el Congreso del 26 de febrero de 2016, fecha en que podrá nacer una nueva FIFA.

Debemos convencernos de que están comenzando otros tiempos en el fútbol mundial y que acabó el poder absoluto de los que se escudaban en la FIFA para saberse y creerse intocables.