jueves, 23 de julio de 2015

ESTÁ DESARTICULADO EL NÚCLEO DE LA ORGANIZACIÓN QUE SE APODERÓ DEL FÚTBOL BOLIVIANO

Justiniano y Zambrano, aprehendidos por la justicia boliviana.
Con la aprehensión de Jorge Justiniano, presidente de la Asociación Nacional de Fútbol (ANF), y Pedro Zambrano, secretario general de la Federación Boliviana de Fútbol (FBF), la fiscalía boliviana desarticula el núcleo que, con el apoyo de dirigentes de la Conmebol, también presos y/o próximo a serlo, se apoderaron estatutariamente del fútbol boliviano, hace más de 10 años.

Justiniano mantenía disciplinadamente el control del fútbol no liguero boliviano, a través de las asociaciones departamentales, cuyos presidentes eran los encargados de dar el quórum y los votos suficientes para mantener a Carlos Chávez en la presidencia de la FBF y a Alberto Lozada, en la secretaría ejecutiva, por su vez, tesorero y miembro del comité disciplinario de la Conmebol, respectivamente.

Exactamente, un esquema menor, pero similar al empleado en la Conmebol y la FIFA, para mantener el control del fútbol, por medio de favores económicos de dudosa procedencia.

En los EEUU se encuentra ahora la suerte de estos dirigentes porque por medio del acuerdo de “delación premiada” firmada con la justicia norteamericana, empresarios brasileños, argentinos y norteamericanos, liderados por J. Hawilla, dueño de la empresa de marketing deportivo Traffic, comenzaron a denunciar, con nombres y apellidos, a los miembros de la organización internacional que se apoderó del fútbol mundial.

Esos empresarios tenían bajo su control a los dirigentes de la FIFA y confederaciones, por medio de “negocios” basados en derechos de transmisión de los torneos oficiales y comercialización de patrocinios, en base a jugosas comisiones.

Desde las eliminatorias a las copas del mundo, pasando por la Copa América y llegando a la Libertadores y Sudamericana, en fin, todos los torneos, eran controlados por esa organización internacional.

Y los presidentes y dirigentes de las federaciones sudamericanas, como la boliviana, eran personas de confianza en esa organización, ocupando cargos importantes en la Conmebol.


Esto recién comienza.