lunes, 20 de julio de 2015

EN "COMUNICADO OFICIAL", LA FEDERACIÓN BOLIVIANA DE FÚTBOL (FBF) SE COLOCA COMO VÍCTIMA, EN MANIOBRA PARA LIBRAR DEL PROCESO A CHÁVEZ, LOZADA Y OTROS

 
Correspondencia enviada por la FBF a la FIFA y Conmebol.
 
La Federación Boliviana de Fútbol (FBF), en su página web, publicó “comunicado oficial”, en el que informa que el cotejo amistoso entre las selecciones de Bolivia y Brasil, jugado el 06 de marzo de 2013, fue pactado con antecedencia a la muerte del joven Kevin Beltrán, en un partido entre San José y Corinthians, por la Copa Libertadores.

El informe, intenta mostrar que, según pactado con José María Marín, entonces presidente de Confederación Brasileña de Fútbol (CBF), la recaudación de dicho partido sería destinada a la Federación Boliviana de Fútbol y no en beneficio de la familia del hincha fallecido. Con ello, la FBF quiere desvirtuar el fundamento de la fiscalía que ordenó la detención de Carlos Chávez y Alberto Lozada, acusados de malos manejos de los recursos de dicha recaudación.

Sin embargo, la FBF no explica en su comunicado, el comprometimiento público de José María Marín, entonces presidente de la Confederación Brasileña de Fútbol (CBF), quien, según publicación del portal Uol Copa, del periódico Folha de Sao Paulo, en 11.03.2015, declaró a la televisión Bandeirantes y su programa Bandsports que “La mejor manera de prestar solidaridad a ese joven (Kevin Beltrán)  es que la selección brasileña juegue en Bolivia con la recaudación total a la familia del menor”. Ver link a seguir:



Por otro lado, el comunicado de la FBF caracteriza la detención de su presidente y secretario ejecutivo como una  violación a la institucionalidad del fútbol boliviano, alertando por los posibles castigos al balompié nacional de parte de la FIFA.

Ni una cosa ni la otra, pues la fiscalía está investigando a las personas físicas, Carlos Chávez, Alberto Lozada y otros, y no así a la Federación Boliviana de Fútbol, ni al fútbol boliviano.

A seguir, publicamos el comunicado de la Federación Boliviana de Fútbol, de fecha 19.07.2015.

Federación Boliviana de Fútbol – Comunicado oficial

El fútbol boliviano intervenido por el Ministerio Público

Luego del abusivo e ilegal apresamiento del presidente de la Federación Boliviana de Fútbol (FBF), Carlos Chávez y del Secretario Ejecutivo de la institución, Alberto Lozada, en la ciudad de Sucre, se han publicado y difundido a través de agencias internacionales y redes sociales, una serie de versiones alejadas de la estricta verdad acerca de lo acontecido, razón por la que realizamos a continuación las siguientes precisiones:
1.       El Presidente y el SecretarioEjecutivo de la FBF han sido injustamente detenidos, sin pruebas acerca de una supuesta estafa por el partido jugado entre las selecciones de Bolivia y Brasil el 6 de abril de 2013, bajo la falsa acusación de que la recaudación de dicho encuentro estaba destinada a la familia del joven Kevin Beltrán, muerto por una bengala lanzada desde una tribuna en un partido de Copa Libertadores de América jugado entre los clubes San José de Oruro y Corinthians de San Pablo.
2.       El partido jugado entre Bolivia y Brasil fue pactado con anterioridad al trágico suceso y la documentación que adjuntamos a este comunicado ofrece constancia de tal afirmación. Según la Confederación Brasileña de Fútbol (CBF), los ingresos por dicho partido quedaban expresamente destinados en su integridad a la FBF y los derechos de televisión a la selección brasileña de fútbol.
3.       El Estado Plurinacional de Bolivia ha incurrido, de facto, a través del Ministerio Público, en un acto de inadmisible injerencia a los asuntos institucionales del fútbol boliviano, promovido por el dirigente del club Bolívar, Walter Zuleta Buitrago, quién ha afirmado, intentando justificar su conducta, que la denuncia la hizo ante el ministerio público en razón de que las instancias disciplinarias del fútbol boliviano no son creíbles y transparentes, violando el artículo 82 del Código Disciplinario de la FBF.
4.       Examinada la imputación elaborada por la Fiscalía General del Estado contra el presidente y el Secretario Ejecutivo de la FBF, esta no cuenta con argumentos de sustentación como para haber dictaminado el apresamiento de nuestros dirigentes, violando, de esta manera, sus derechos ciudadanos fundamentales y contradiciendo la presunción de inocencia, en tanto no se pruebe fehacientemente cualquier acusación.
5.       En la imputación presentada por la Fiscalía General del Estado, la FBF aparece como una organización criminal, que hubiera sido creada con el objetivo de cometer actos dolosos en lo concerniente a los recursos económicos de los que dispone para su funcionamiento, y basa todas sus aseveraciones en supuestos, sin considerar que todos los dineros administrados por la institución están debidamente registrados en cuentas bancarias institucionales y están destinados a todas las actividades que están bajo su responsabilidad, como la preparación de la Selección Absoluta para los distintos torneos internacionales que debe encarar y las selecciones juveniles de las distintas categorías según la normativa FIFA.
6.       Con esta funesta decisión de la Fiscalía General de Bolivia, la institucionalidad del fútbol boliviano ha sido violada, y el fútbol boliviano, a partir de este momento se hace pasible a sanciones de acuerdo a la normativa vigente del fútbol internacional, que establece con meridiana claridad, su independencia por tratarse de una actividad privada, y cuyas diferencias o conflictos internos deber ser dilucidados en el estricto marco de sus competencias internas, con mayor razón si no existen objetivamente elementos para sindicar o acusar por delitos comunes, a los dirigentes y personeros de cada asociación nacional.
7.       La Federación Boliviana de Fútbol (FBF) ha denunciado formalmente esta violación a los derechos y a la libertad de su Presidente y Secretario Ejecutivo ante la Federación Internacional del Fútbol Asociado  (FIFA) y ante la Confederación Sudamericana de Fútbol (CONMEBOL) de la que nuestro Presidente es Tesorero, y extremará todos sus esfuerzos por evitar sanciones para el fútbol boliviano, siempre y cuando se garantice a nuestra dirigencia un Debido Proceso y se puedan reparar los daños perpetrados a su integridad y dignidad personales.

Santa Cruz de la Sierra, 19 de julio de 2015

Leer el comunicado oficial de la FBF, en el link a seguir: