viernes, 6 de septiembre de 2013

Paraguay 4 x Bolivia 0 - DOBLE INCOMPETENCIA.


Mientras que en territorio boliviano la hinchada no consiguió ver gran parte del partido que se jugaba en Asunción, por incompetencia de los técnicos  de los canales por cable, en el estadio Puerto Sajonia, los jugadores bolivianos no fueron menos incompetentes porque, literalmente,  no consiguieron ver el balón y salieron goleados por un equipo local que merece nomás estar en el lugar en que se encuentra.

 Como para muestra basta un balón, hasta donde pude ver, el medio campo boliviano estuvo totalmente desestructurado en la marca (¿marca a presión individual o colectiva?) lo que cargó en demasía a la defensa que, por su lado, no sabía si jugaba en línea o con un hombre en la sobra. Cosa básica.

Fallas de estructura en el equipo de Azkargorta, estructura esa que sacrifica a Marcelo Martins Moreno, que una vez más amargó solitario la rígida marca, esta vez, de la defensa paraguaya.

Frente a este lamentable resultado, ¿qué hacer? ¿Seguir con el “proceso” de Azkargorta? ¿Seguir pagándole al entrenador un salario absurdo para la realidad nacional y no ver resultados técnicos y mucho menos tácticos?

Ciertamente vamos a continuar oyendo lo mismo de hace muchos años: “Hay que seguir trabajando, pensando en la renovación. Tenemos que iniciar el trabajo en divisiones inferiores pensando en el Mundial de 2018. Hay que estar orgullosos de los muchachos”.

Sea cual fuere el resultado frente al Ecuador el próximo martes, nada cambiará.

¡Basta!

¡Intervención en la Federación Boliviana de Fútbol, ya!

¡Ministerio del Deporte en ellos!