sábado, 21 de septiembre de 2013

HINCHAS DEL CORINTHIANS QUE TENSIONARON LAS RELACIONES DIPLOMÁTICAS ENTRE BOLIVIA Y BRASIL, SON SIMPLEMENTE CRIMINALES

Machado Castilho es recibido como héroe en São Paulo, después de liberado en Oruro.

Rafael Machado de Castilho (foto), uno de los 12 hinchas corinthianos que estuvieron presos en Oruro tras la muerte de Kelvin Beltrán, intercambió tiros con la policía y fue preso en Brasil. Antes, otros dos habían sido identificados dando puntapiés en policías brasileños durante un encuentro con el Vasco da Gama. Todos ellos miembros de la dirigencia de los Gaviões da Fiel, que recibe incentivos económicos en São Paulo, para sus participaciones en los desfiles de carnaval. ¡Haya vergüenza!


¿Y pensar que esos criminales colocaron en problemas las relaciones diplomáticas entre Bolivia y Brasil?