martes, 12 de junio de 2012

SE FUE UNO DE LOS DEPORTISTAS MÁS DIGNOS DE LA HISTORIA



Representante genuino de la revolución deportiva en Cuba y exponente máximo del socialismo, pues soportó durante años el asedio de lo más representativo de la mafia que controló siempre el box internacional, el ex-pugilista cubano Teófilo Stevenson, tres veces campeón mundial y olímpico de box, murió ayer, lunes, en la Habana debido a un problema en el corazón (cardiopatía isquémica) a los 60 años de edad.

Stevenson tenía 25 años cuando se coronó por primera vez campeón olímpico en Múnich-1972, así como campeón mundial. Desde entonces, no paró de acumular títulos: venció las Olimpiadas de Montreal-1976 y Moscú-1980, así como el Pan de San Juan en 1979.

También fue tricampeón mundial al ganar los títulos de Habana-1974, Belgrado-1978 y Reno-1986.

A lo largo de sus 20 años de Carrera, registró 301 victorias en los 321 combates que participó.

Stevenson era vice-presidente da Federación Cubana de Box y trabajaba en la Comisión Nacional de Atención a los Atletas Jubilados y en Actividad del Instituto Nacional de Deportes y Educación Física.

Podía haber sido millonario, pero murió pobre porque tuvo la dignidad de negarse a recibir los millones de dólares que le ofrecían para renunciar a la Revolución Cubana. Q.E.P.D.