sábado, 23 de junio de 2012

NUNCA UN EQUIPO ARGENTINO TUVO TANTA HINCHADA BRASILEÑA


En Brasil, como manda el figurín deportivo, el hincha ama a su equipo y nada más. No hay término medio. Se está poco importando con la suerte de los otros equipos, por más brasileños que sean.

Por eso, el diseño publicado en el blog del periodista brasileño Juca Kfouri expresa cabalmente lo que pasará en los dos juegos del Corinthians frente al Boca de Argentina por la final de la Copa Santander Libertadores de América.

Deporte es eso: no hay lugar para patriotismos ni mucho menos patriotadas.

El verdadero hincha quiere que su equipo sea el mejor y nada más. Y mejor si el equipo de los otros no gana nada.