martes, 18 de septiembre de 2007

Entre el ayer y el hoy


Asistí dos veces en los últimos días el filme “Pelé Eterno” (120 minutos - 2004) , dirigido por Aníbal Massaini y salí impresionado por la forma como los jugadores que ejercieron la profesión hasta la década del 70, gambeteaban y entraban para marcar la mayoría de sus goles dentro del área penal o grande.
Y no es que el fútbol en ese periodo haya sido de menos choque que hoy, me parece que se debe, más bien, a dos factores:

1. Había jugadores con más habilidad y con más talento.

2. Realmente se jugaba más lento, porque había un fútbol menos robotizado.

Sin embargo, recurro nuevamente al talento analítico de Tostão para decir que en la era Pelé habían más espacios y por lo tanto era más fácil constatar quién era buen jugador (o fuera de serie como Pelé (foto)) y quién era mal jugador.

Al contrario, hoy no se distingue mucho entre el bueno y el malo.