miércoles, 21 de septiembre de 2016

BOLÍVAR Y THE STRONGEST JUEGAN DOS PARTIDOS, EN EL MISMO ESCENARIO. ABSURDO.

El estadio Hernando Siles de La Paz, está siempre salvando a la inoperancia del fútbol boliviano.
Veo, leo y escuchó culpar al gobierno, por la ridícula programación de hoy, en el campeonato de la Liga, cuando, a las 15h00, Bolívar enfrentará a Nacional Potosí, y, a las 20h00, The Strongest jugará con Real Potosí.

Ridícula programación, porque ambos cotejos se jugarán en el mismo estadio Hernando Siles de La Paz.

Obvio que lo mejor hubiese sido programa fecha doble.

Pero no es posible, porque en el estadio no hay cuatro camarines donde puedan alistarse los equipos.

Pregunto, ¿qué tiene que ver el gobierno (sea nacional o departamental) con esa pantomima?

Sigo preguntando: ¿Por qué The Strongest no pone en condiciones a su estadio en Achumani para este tipo de compromisos? ¿Y por qué Bolívar no tiene un estadio a la altura de su tradición?   

Ambas instituciones fueron beneficiadas por el estado boliviano y tienen grandes terrenos como para construir sus propios escenarios. Y no lo hacen.

Al contrario, en vez de hacer gestión administrativa, sus dirigentes se encuentran compenetrados en sendas peleas, de lo más bajo en el fútbol, intentando ocupar espacios dirigenciales en la Liga y Federación.

El fútbol boliviano es “privado” cuando les conviene a sus dirigentes. Cuando no es de su interés, la culpa es del gobierno de turno.


Es bueno recordar que Rafael Mendoza, de The Strongest, y Mario Mercado, de Bolívar, son recordados como los mejores presidentes de las dos instituciones, no por lo que eventualmente sus equipos ganaron dentro de la cancha, ese reconocimiento muy bien se lo merecen, por el patrimonio que dejaron para ambas instituciones, patrimonio que está cada vez más olvidado.