miércoles, 14 de septiembre de 2016

BOLÍVAR FALLÓ DENTRO DE CASA Y FUE ELIMINADO FUERA DE ELLA

El equipo de Bolívar está con una nueva actitud, pero le falta saber imponerse dentro de casa.
El hecho de que esté demostrando una evidente mejora en el concepto marcación.

De que tenga una nueva disposición para implementar la solidaridad durante el partido, sobre todo cuando se trata de mostrarse para recibir el pase.

De que se vea una concreta pauta de que la función de los jugadores es más importante que la posición destinada a ellos.

Y de que tenga una mayor cantidad de jugadas concluidas, independientemente si terminan en gol.

Son conceptos que denotan un evidente cambio en el fútbol que el equipo de Bolívar está jugando, con el comando del entrenador Beñat San José.

Eso pudo verse durante el juego frente al Atlético Nacional, pese a la derrota, 0 x 1, y la consecuente eliminación de la Copa Sudamericana.

Siquiera el penal no marcado por el árbitro ecuatoriano Roddy Zambrano a su favor, al final del partido, tuvo relevancia en la eliminación.

Bolívar se auto eliminó en La Paz, cuando, jugando como local no supo vencer el juego (apenas empató 1 x 1) y no evitó que los colombianos le marquen un gol.


Nuevamente, el equipo celeste paga por no saber imponerse en su propia casa.

El consuelo puede estar en el hecho de que ese es un mal de todo el fútbol boliviano.