lunes, 15 de junio de 2015

DESPUÉS DE 18 AÑOS, BOLIVIA VENCIÓ EN LA COPA AMÉRICA

después de marcar el tercer tanto, Marcelo Martins Moreno conmemora con sus compañeros.
Finalmente, después de 18 años, 16 juegos, 8 empates y 8 derrotas, Bolivia consiguió vencer un partido en la Copa América. Esa mala racha comenzó en 1997, cuando perdió para Brasil, en la final contra Brasil, en el estadio Hernando Siles.

Al abrir el marcador del partido a los 4 minutos, a través de Raldes, Bolivia encontraba un camino aparentemente fácil de ser corrido, sobre todo cuando, Pedriel robó un balón que, vía Martins, llegó a los pies de Dalence, que se encargó de colocarlo al fondo de las mallas de los ecuatorianos, haciendo el 2 x 0, a los 29 minutos. Y como para vencer también se necesita un poco de suerte, Valencia del Ecuador, se encargó de fallar un tiro penal, bien atajado por el golero boliviano Quiñones;  Martins, a los 40 minutos, aumentaba para tres la ventaja de Bolivia, también de penal, para el, a esa altura, incrédulo, Gustavo Quinteros, entrenador del equipo ecuatoriano.

Lo que pasó en el primer tiempo, no lo esperaba ni el entrenador boliviano Mauricio Soria: con 65% de control del balón, Ecuador no conseguía llegar al arco boliviano con claridad, y las pocas veces que lo hizo, encontró a un inspirado Quiñones, a esa altura, ya, el jugador del partido.

Como no podía ser de otra forma, para el segundo tiempo, Ecuador se lanzó con todo al ataque, a procura del descuento, obligando a Bolivia jugar, literalmente, en su área penal.

Pocas veces se ve en el fútbol, un equipo dominar el cotejo con índices próximos al 90% como lo hizo Ecuador. Pero este deporte se lo gana colocando el balón dentro del arco adversario y fue Bolivia quién había aprovechado las oportunidades.

Obvio que Quinteros sabía que cuanto más rápido marque el primer gol, mayores serían las chances de empatar, pero  10 hombres bolivianos formaban dos líneas de 5, cerrando espacios, postergando sus intereses.

Porque, para garantizar la victoria, Soria, retiró a los dos delanteros, Pedriel y Martins, y al volante más ofensivo, Lizio, colocando en su lugar a Moreira, Veizaga y Miranda, defensor y volantes.    

De tanto insistir, Ecuador marcó el primero a los 4 minutos, por medio de Valencia, y el segundo, de fuera de área, con Bolaños , a los 37 minutos. Pero el tiempo no le fue suficiente.

Bolivia, a un paso de pasar a la próxima fase y Ecuador prácticamente eliminado, a no ser que alcance a ser uno de los tres mejores terceros del torneo.