sábado, 17 de enero de 2015

THE STRONGEST PERDIÓ DOS PUNTOS; LE FALTÓ EQUILIBRIO

Pablo Escobar (10) coherentemente, ayuda en la marca.
Fácil, fácil es explicar el empate de The Strongest frente a Nacional Potosí (2 x 2) la noche del viernes.

Primero, que Nacional Potosí está en las manos de un entrenador, Marco Ferrufino, que, si se le da tiempo y continuidad, consigue montar equipos competitivos (ya hizo lo mismo en San José de Oruro), equilibrados en los tres sectores.

Justamente lo que no pasa actualmente en el Tigre, que no tiene poder de recuperación del balón (en eso estoy plenamente de acuerdo con mi sobrino Helmut) y equipo que no marca, estará siempre a merced del adversario.

Castro, Chumacero, Melvin y Cristaldo (este último como lateral volante), no tienen precisamente en la marca su principal característica, por falta de fuerza física, aunque ofensivamente sean peligrosos.

Por otro lado, el hombre libre, Escobar, no puede cumplir ese papel a cabalidad, precisamente porque se ve obligado a colaborar con la marca, y menos a organizar, culpa de los atacantes que también no presionan la salida del adversario.

Así, la defensa de The Strongest (que recibió un buen refuerzo, Centurión) se vio, frente al Nacional, sobrecargada, cuando podía haber pasado una noche más tranquila.

En el fútbol actual, los especialistas llamados de volantes de contención y delanteros de área, están acabando. Los once jugadores deben marcar y atacar, a comenzar por el arquero, para ser un equipo equilibrado.