viernes, 30 de enero de 2015

ECUADOR DEMOSTRÓ LA REAL DIMENSIÓN DEL FÚTBOL BOLIVIANO

Al irse a un equipo de Ecuador, Quinteros había señalado la real dimensión del fútbol boliviano.
El nombramiento de Gustavo Quinteros como entrenador de Ecuador debe llamarnos profundamente la atención y ayudarnos a entender cuán minúsculas son las posibilidades de nuestro fútbol en el ámbito internacional.

El argentino-boliviano, jugó en The Strongest y en la selección boliviana, hizo sus primeras armas como entrenador en el país y fue campeón con varios equipos nacionales.

En cierto momento, ya con un importante equipaje de conocimientos, dejó la selección boliviana, prefiriendo un equipo ecuatoriano.

Y es ahí justamente de donde debe partir nuestra autoevaluación y nuestra autocrítica.

Porque, tal vez sin querer, Ecuador, al contratar a Quinteros, nos demostró nuestra verdadera dimensión.

Y debemos ser realistas y humildes para aceptar que nuestra selección se equivale apenas y exactamente a un buen equipo del orden sudamericano, tanto futbolística como económicamente.

No tenemos cómo competir con otros países en ningún orden.

Para formar una selección, los otros países tienen más recursos humanos y económicos. Tienen una formación educacional más avanzada e inter ligada con la práctica deportiva. Tienen un soporte económico más sólido, que independe del estado.

Quinteros, para formar la selección ecuatoriana, tendrá por los menos tres futbolistas para cada posición. Mientras que en Bolivia, mal encontramos una persona para los once puestos.

Quinteros, para trabajar como seleccionador de Ecuador, tendrá todos los meses 150 mil dólares en su cuenta bancaria. Mientras que en Bolivia le depositaban 10 mil dólares al mes, cuando lo hacían.

Señores, o aprobamos la nueva Ley del Deporte en Bolivia, o continuaremos asistiendo la Copa del Mundo por televisión y viendo nuestros campeonatos con futbolistas mal pagados (cuando les pagan) y bordeando la jubilación.