jueves, 7 de julio de 2016

RESPETAR LO LEGAL O DEFENDER LO ILEGAL. MOLESTIA SERIA PARA MARCO PEREDO, PRESIDENTE DE LA LIGA DEL FÚTBOL PROFESIONAL BOLIVIANO

Marco Peredo (al centro de negro), puede perder a todos sus acompañantes del directorio recién jurado en la Liga.
 Primer gran problema para el nuevo presidente de la Liga del Fútbol Profesional Boliviano, Marco Peredo: caminar junto a lo legal o a lo ilegal.

Esto porque el secretario general de esa entidad, Freddy Tellez, declaró que la Liga tiene autonomía y que no aceptará y acatará las determinaciones de la Federación Boliviana de Fútbol (FBF), que observó la elección de los dirigentes de la Liga.

Tellez debiera saber que para llegar a cargos dirigenciales, los aspirantes para tanto, deben cumplir requisitos en tiempo y lugar.

Acontece que Peredo, aparte de ser presidente de la Liga, es vicepresidente de la FBF. 

Y como viejo dirigente, Peredo sabe (o debiera saber)  que, para subsistir, la Liga depende de la Federación, única entidad reconocida por la CONMEBOL  y por la FIFA, como representante del fútbol boliviano.

Por lo tanto, la Liga y todos los equipos a ella afiliados, deben atender toda y cualquier observación emanada desde la Federación.   

Si existe una actividad social en el mundo donde no hay un mínimo de autonomía, como pretende inventar el secretario general de la Liga, esa actividad de llama fútbol.