miércoles, 27 de julio de 2016

LA CONMEBOL QUIERE APROBAR SUS ESTATUTOS, QUE SE CHOCAN FRONTALMENTE CON LA NUEVA LEY DEL DEPORTE BOLIVIANO


Hoy, miércoles, 27.07, la Conmebol se reúne en Medellín, Colombia, para discutir sus Estatutos, para modificar su estructura.

Asunto de mucha importancia para el fútbol boliviano, porque en reiteradas ocasiones, el presidente de la Federación Boliviana de Fútbol, Rolando López, dijo que los nuevos Estatutos de la entidad que preside, serán discutidos para su aprobación, una vez que la Conmebol apruebe los suyos. 

Problema mayúsculo para López, que también es Tesorero de la Conmebol, ya que, por lo que se conoce de los nuevos Estatutos que desean aprobar hoy en Medellín, varios puntos se chocan directamente contra la nueva Ley del Deporte Boliviano.

Lo más visible de ese choque, es la que dice que las entidades afiliadas, no pueden someterse a legislaciones que interfieran en sus elecciones y campeonatos.

Con ello, la limitación que impone la Ley del Deporte de Bolivia, para que los presidentes de asociaciones y federaciones no puedan reelegirse por más de una vez, entra en conflicto directo con el Estatuto de la Conmebol.

El conflicto mayor, sin embargo, es que los nuevos estatutos de la Conmebol establecen que la entidad podrá vetar nombres y personas que deseen ser candidatos a las federaciones nacionales, con el argumento de que los candidatos pasen en una especie de “control de idoneidad.”

Ese punto, puede dificultar la presencia de candidatos oposicionistas en la Federación Boliviana de Fútbol, porque facilitaría acuerdos de dirigentes nacionales, respaldados por la Conmebol.

Por otro lado, según los Estatutos que serán discutidos por la Conmebol hoy, la persona que venga a ocupar el cargo de Secretario General, tendrá mucho poder, porque será el “responsable por la gestión financiera de la entidad, y el encargado de las relaciones con las confederaciones nacionales.”

Con los nuevos Estatutos, la Conmebol tiene afán de recuperar su imagen, después de los actos de corrupción en sus entrañas, y el objetivo de ganar apoyo de los clubes.

Acto incoherente, porque el texto de esos Estatutos fue redactado bajo la coordinación del ex director general, el español Gorka Villar, acusado de extorsionar clubes en Uruguay.

Es bueno recordar que Gorka Villar es hijo del presidente de la Federación Española de Fútbol y candidato a la presidencia de la Uefa.