martes, 19 de julio de 2016

CREACIÓN DE LA LIGA SUDAMERICANA DE FÚTBOL, SUFRE PRIMER REVÉS.

El 11 de enero del presente año, a iniciativa de Peñarol de Uruguay, 19 clubes sudamericanos se reunieron en Montevideo y dieron el paso inicial para la creación de la Liga Sudamericana de Fútbol.
São Paulo, Palmeiras, Corinthians y Santos, los cuatro grandes clubes de Sao Paulo, anunciaron que no participarán de la creación de la Liga Sudamericana, que pretende librarse del control de la Conmebol, en lo que se refiere, sobre todo, a la cuestión financiera.

El anuncio de los clubes paulistas fue hecho después que se reunieron con el presidente de la Federación Paulista de Fútbol (FPF), Reinaldo Carneiro Bastos, único representante brasileño en el Comité Ejecutivo de la Conmebol, quien, ciertamente, consiguió, a base de promesas, persuadirles para que no asistan a la reunión marcada para hoy.

"Aumentar las recetas de los clubes", "mejorar las competencias y arbitrajes”, como también "aumentar la representatividad de los clubes brasileños en la Conmebol”, fueron algunas de las promesas de Carneiro Bastos, que actúa bajo tutela de Marco Polo del Nero, presidente de la Confederación Brasileña de Fútbol (CBF) a quien sucedió en la presidencia de la FPF.

Polo Del Nero, acusado por corrupción, está siendo investigado por la justicia norteamericana, motivo por el cual no puede salir del país.

La idea de crear la Liga Sudamericana partió de conversaciones de grandes clubes como Palmeiras, São Paulo, Corinthians, Santos, Botafogo, Fluminense, Flamengo, Vasco, Internacional, Grêmio, Atlético-MG y Cruzeiro, de Brasil; Boca Juniors, River Plate, de Argentina; Nacional y Peñarol, de Uruguay; y Colo-Colo, de Chile.

El 11 de enero del presente año, a iniciativa de Peñarol de Uruguay, 19 clubes sudamericanos se reunieron en Montevideo y dieron el paso inicial para la creación de la Liga Sudamericana de Fútbol.


En esa fecha, los clubes que firmaron la creación de la nueva liga son los uruguayos Peñarol, Nacional y River Plate; los argentinos Boca Juniors, San Lorenzo, Racing y River; los chilenos Universidad de Chile, Colo Colo y Universidad Católica; los paraguayos Olimpia y Cerro Porteño; el ecuatoriano Liga Deportiva Universitaria y los peruanos Sporting Cristal y Club Melgar.

En la cuarta reunión, realizada en Luque, Paraguay, el 19 de mayo, se acoplaron Emelec (Ecuador), Flamengo (Brasil), Fluminense (Brasil), Cerro Porteño (Paraguay), Libertad (Paraguay), Caracas FC (Venezuela), Internacional (Brasil), Liga de Quito (Ecuador), Millonarios (Colombia), Palmeiras (Brasil), Peñarol (Uruguay), Racing de Avellaneda (Argentina), River Plate (Uruguay), Santos FC (Brasil), Sporting Cristal (Perú), San Lorenzo de Almagro (Argentina), The Strongest (Bolivia), Universidad de Chile (Chile), Sao Paulo (Brasil) y Vasco Da Gama (Brasil).

Con la ausencia de los cuatro clubes paulistas, la reunión marcada para hoy en Montevideo, con el objetivo de acelerar la creación de la Liga, queda muy enflaquecida.

Por lo visto, el poder de los antiguos dirigentes de la Conmebol y de las federaciones, todavía permanece y con gran fuerza para evitar la creación de la Liga Sudamericana.