viernes, 24 de octubre de 2014

UNA PANTOMIMA BOLIVARISTA DONDE FALTÓ AZKARGORTA


Listo, está todo solucionado.

No pasó nada, a no ser una nariz quebrada.

Si de dar satisfacción al público se trata, todo bien.

Solución salomónica.

La foto lo dice todo, o, mejor, los brazos de los protagonistas lo dicen todo.

Los medios a fines y contrarios, publicarán de cualquier forma.


La imposición de los dirigentes de Bolívar para que esa imagen sea publicada, no me sorprende.

Sin embargo, para que la pantomima sea completa, faltó el actor principal, el entrenador Azkargorta, al medio de los dos amigos.

Amigos que nunca fueron, que no lo son y que no lo serán.

Triste, muy triste.

El grupo bolivarista (cuerpo técnico, jugadores y dirigentes), está quebrado, de eso no hay duda.

Más quebrado que la nariz de Vladimir Soria.

Total, lo que interesa es que la nariz de Soria salga mejor de lo que era antes.

Al final, ¿qué importa quebrar la disciplina, la jerarquía, el respeto, el deporte?

Al diablo con el Fair Play de la FIFA.

Viva mi patria Bolivia/una gran nación/…