sábado, 13 de septiembre de 2014

LOS VERDADEROS REVENDEDORES DE ENTRADAS, NO DUERMEN EN LAS FILAS DE LOS ESTADIOS


UN ESQUEMA MULTINACIONAL DE REVENTA DE ENTRADAS

La institución futbolística distribuye a sus dirigentes, familiares y proveedores de servicios, una cuota estipulada de entradas para cada partido que el primer equipo juega por el campeonato más importante del país.

Dentro de la misma institución, existe una persona (muchas veces empleado del club), una especie de “revendedor oficial”, que les compra a los dirigentes sus ingresos y se encarga de contactarse con revendedores públicos (de su extrema confianza) a los que les vende las entradas gratuitas de los dirigentes, a precios bastante convenientes.

Y quien acaba financiando a esas verdaderas organizaciones y su actividad fuera de la ley es el comprador final o sea los hinchas, que compran esas entradas a precios exorbitantes.

Son miles de entradas comercializadas de esa forma fecha a fecha y las ganancias aumentan, de acuerdo a la importancia de los juegos clásicos de las ligas, de la Copa Sudamericana y de la Copa Libertadores de América.

Por eso es que todos desean ser dirigentes en el fútbol, sobre todo, sudamericano.

Pero, calma, ese esquema es usado en todas las ligas del mundo, porque su funcionamiento comienza en la propia FIFA, como fue descubierto en la última Copa Mundial de Fútbol jugado en Brasil este año.