miércoles, 3 de septiembre de 2014

EL GOBIERNO BOLIVIANO PUEDE INTERVENIR EL FÚTBOL BOLIVIANO, SÍ



JURISPRUDENCIA INTERNACIONAL EXISTE
Durante  el clásico Gremio 0 x Santos 2, jugado en Porto Alegre, el jueves pasado, por la Copa do Brasil, un grupo de hinchas del Gremio (entre ellas varias mujeres) hostigaron al arquero del Santos llamándole de “macaco” (“mono”).

Racismo puro, acto penalizado por la propia Constitución Política brasileña.

Frente a ese episodio y ante la tardanza de  la CBF el Supremo Tribunal de Justicia Deportiva (STJD) ordenó a la Confederación Brasileña de Fútbol que elimine al Gremio del torneo y aún lo penalizó con 25 mil dólares de multa.

Caso el STJD no lo hiciera, la justicia ordinária ciertamente lo haría.

Una muestra de que el fútbol, cuando actúa fuera de las leyes, puede ser intervenido, sí.

Y un desmentido para los dirigentes de la Federación Boliviana de Fútbol (FBF) que actúan en la impunidad con el pretexto de que la FIFA puede eliminar al fútbol boliviano de competencias internacionales, caso el gobierno boliviano meta sus narices en las cosas del fútbol.

Para la Constiución brasileña, el racismo, la sonegación de impuestos y el movimiento de dineros nodeclarados, provenientes de las actividades deportivas, en general, y futbolísticas, en particular, son igualmente penalizados por la Constitución brasileña 

Señores del gobierno boliviano, ante tantas irregularidades, si intervienen la Federación Boliviana de Fútbol, el País les será eternamente agradecido.