viernes, 26 de septiembre de 2014

EL ESTADIO HERNANDO SILES Y EL TELEFERICO




INTERESES ECONÓMICOS Y POLÍTICOS PRESIONAN (RE)APERTURA

Anuncian para la primera semana de octubre la reapertura del estadio Hernando Siles.

No dudo que así sea, pese a que los arreglos en el recinto no estarán, seguramente, concluidos.

Lo que confirmaría que este país funciona en base a la improvisación y total falta de planificación.

Los que presionan son dirigentes de equipos de fútbol (The Strongest y Bolívar), en total complicidad con (muchos) periodistas deportivos.

Ambos sectores se sienten afectados en sus intereses económicos; pierden dinero con el estadio miraflorino cerrado.

Justamente, los dos sectores que denuncian permanentemente que “el gobierno no colabora con el fútbol”.




En caso de ceder a las presiones, el prefecto de La Paz, Cesar Cocarico, cometerá el mismo equívoco del presidente Evo Morales, que inauguró el teleférico Línea Amarilla, sin estar debidamente concluido.

Lo que, convengamos, no le hace nada bien a sus pretensiones, en época pre electoral.