sábado, 20 de septiembre de 2014

EL FÚTBOL FEMENINO BOLIVIANO


UNA REALIDAD POR DEMÁS REPETITIVA

La imagen es por demás contundente.

Tribunas vacías, nuestras representantes portando, orgullosas, la bandera nacional.

Bien uniformadas y, obvio, con muchas ganas de vencer, de lograr alegrías, de darnos alegrías.

No lo consiguieron, al contrario, como toda buena deportista, sintieron el peso de la derrota y su retorno fue triste.

Trajeron 25 goles y dejaron solamente 2 en la Copa América de Fútbol Femenino.

Buscar culpados, no es el caso, pues el gobierno les dio todo el apoyo para su preparación y hasta el presidente Evo Morales las despidió y envió al vice ministro de los Deportes, Marcelo Ortubé, para que las acompañara.

Apenas una constatación: Nuestras muchachas son el producto de La cultura deportiva boliviana, totalmente carente de criterios educativos; víctimas de la falta de planificación en el deporte como actividad social, ligada a la educación, por lo tanto a la falta de conocimientos.

Exactamente igual que el fútbol masculino.

Todavía estamos esperando una verdadera ley del deporte para Bolivia.