miércoles, 5 de enero de 2011

EL "MAGO" HOYOS EN BOLIVAR



Por Jorge Gonzales Cordero*

Confieso que no me gusta llamar a los jugadores de fútbol de tú o por sus apodos; primero, porque no son mis amigos, segundo, porque no me dieron esa libertad y, finalmente, porque considero falta de respeto. Mucho menos a los entrenadores.
Pero excepciones existen. Es el caso del señor Ángel Hoyos, a quien vi apenas en la conferencia de prensa realizada ayer en la concentración de Bolívar, en Aranjuez.

Les adelanto, amigas y amigos lectores, que si Bolívar, al final de los dos juegos contra Unión Española de Chile, por la pre Libertadores, pasa a la fase próxima de ese torneo, pasaré llamar al nuevo entrenador celeste, con todo respeto, de “Mago” Hoyos.

Dijeron que Hoyos fue contratado por su experiencia en el fútbol español (a pesar de que hasta ahora no se sabe exactamente a qué división inferior del Barcelona estaba vinculado), por su estadía en Chipre y Grecia, y, según dirigentes de Bolívar (pese al posterior desmentido), por su “cultura europea” de ver el fútbol.

Si tomamos en cuenta que la cultura deportiva europea es una mezcla de poder económico con talento, conocimiento técnico y tecnología estructural, llegaremos a la conclusión de que le será muy difícil al Sr. Hoyos implementar su “cultura europea”, por más talento y conocimiento que tenga, porque simplemente en nuestro país la estructura y la economía son paupérrimas.

Por el séquito que llegó a La Paz junto al entrenador Hoyos, puedo imaginar que BAISA del Sr. Claure, difícilmente gastará menos de 400 mil dólares este año, entre sueldos, alimentación, estadía, pasajes y premios de la nueva “comisión técnica”, sin contar los sueldos del grupo de jugadores. Ese dinero, en opinión modesta de este escribidor, podía ser invertido en dar estructura profesional a los predios de morada, médico, entrenamiento físico y técnico del equipo profesional bolivarista y sus divisiones inferiores.

Lo que quiero decir es que la “cultura futbolística europea” y la “cultura boliviana del fútbol”, tienen una distancia proporcional a la geográfica.

Así, la cuestión es si la cultura del Sr. Hoyos se adaptará a nuestra cultura. Si así lo hiciere (ojala que sí), no me molestará mucho el llamarle de “El Mago Hoyos”.

*Publicado el 5 de enero, en la Columna “Minuto 90” del suplemento deportivo “Campeones” del matutino boliviano Página7

http://www.paginasiete.bo/