viernes, 28 de enero de 2011

UNA JUGADA VENCIÓ A BOLÍVAR

Bolívar perdió gracias a una jugada ensayada, y muy bien ensayada, por José Luis Sierra, entrenador de Unión Española. Tres toques en el balón, incluyendo el cabezazo final de Cordero. Dos pases de más de sesenta metros iniciado por el arquero visitante, Rainer Wirth, y continuado por Leandro Monje.

Después, la Academia hizo todo bien, acorraló al adversario, dominó el cotejo y solo le faltó dirección para enviar el balón adentro del arco rival.


De negativo, el nerviosismo inicial del capitán Flores que erró muchos pases y se precipitó en la jugada que dio origen al único gol. Sorprendió también la presencia de Frontini (habitual zaguero central) como delantero en los últimos minutos. O hay exceso de confianza del entrenador Hoyos en Frontini, o desconfianza en sus jugadores de ataque. Debemos reconocer, sin embargo, que el entrenador intentó todo lo posible para revertir la situación.


El resultado no me sorprende si tomamos en cuenta el poco tiempo de entrenamiento del equipo celeste bajo el comando de Hoyos; al contrario, me da la seguridad de que en dos meses máximo, Bolívar será uno de los mejores equipos de Bolivia, si no el mejor. Está en el camino cierto.


Hay un juego más y en el fútbol todo puede acontecer.