lunes, 20 de diciembre de 2010

SER SEGUNDO, ES SER EL PRIMERO DE LOS ÚLTIMOS

Mucho se habla de “cultura futbolística”.

Y es necesario, porque es el reflejo de una sociedad con relación a una actividad colectiva y la influencia de esa actividad en el colectivo ciudadano.

En lo que se refiere al fútbol, la “cultura boliviana” es muy mezquina y responsable directa por el atraso en el que se encuentra nuestro balompié.

El día de hoy, coincidentemente, los dos principales matutinos de la ciudad de La Paz reflejan exactamente la cultura futbolística boliviana.

Tanto Marcas, de La Razón, cuanto Campeones, de Página 7, recuerdan, realzando, la conquista del subcampeonato alcanzado en la disputa de la Copa Sudamericana de 2004, cuando Bolívar fue derrotado en la final, 0 x 2, por Boca Jr.

Mientras que la cultura futbolística en otros países indica que solo la victoria o la conquista de un campeonato es motivo de festejo, en Bolivia el alcanzar un subcampeonato es motivo de conmemoración y festejo.

Muchos dirán que es una noticia que hay que recordarla; a ellos les digo que ese recuerdo se puede resumir en un párrafo y listo.

Señores, la cultura futbolística boliviana cambiará cuando nos concienticemos de que ser subcampeones, es ser el primero de los últimos.