viernes, 27 de febrero de 2009

Universitario de Sucre perdió para el árbitro

Publíco nota de El Clarín.com que, haciendo gala de buen periodismo, reconoce que la derrota de Universitario de Sucre para el Estudiantes de La Plata, 0 x 1, fue injusta.

El gol fue marcado gracias a una flagrante posición adelantada.

En fin, árbitros mediocres o mal intencionados hay en todas partes del mundo.

A Estudiantes no le sobró nada para cantar victoria


El único gol lo marcó Salgueiro en una maniobra que debió ser anulada por fuera de juego.
Por: Mario Rueda


Estudiantes necesitaba ganar para recuperarse del 0-3 ante Cruzeiro. Y, a falta de buen fútbol, Estudiantes ganó empujado por la historia, casi por inercia. Porque ningún equipo boliviano pudo vencer en Argentina. Y de las 45 veces en que visitaron a conjuntos criollos, apenas lograron rescatar cinco empates. Estudiantes, entonces, no dejó lugar para las sorpresas ajenas. Pero su victoria sobre Universitario de Sucre tuvo gusto a poco porque fue un equipo desteñido y pálido. El 1-0, al menos, le permitió acomodarse en el segundo puesto del Grupo 5 de la Copa, ese torneo que hace suspirar a su gente.Estudiantes iba a ejecutar una partitura, pero la inesperada ausencia de Juan Sebastián Verón lo obligó a ejecutar otra. Y sin su emblema en cancha, al equipo volvió a faltarle lucidez. Estudiantes no logró mostrar en ningún momento esa excitación que para su público supone jugar la Copa. No presionó en la salida, no controló los momentos clave del partido y de a ratos hasta se mostró dubitativo. Lo curioso es que fue lo que fue ante un rival básico, elemental, repleto de carencias.

De hecho, el gol de la victoria llegó tras una jugada de pelota parada en la que hubo una clara posición adelantada de Mauro Boselli. Leandro Benítez ejecutó un tiro libre, Boselli la bajó de cabeza estando adelantado, Gastón Fernández metió un zurdazo en el travesaño y Juan Manuel Salgueiro festejó con un cabezazo. Iban 16 del primer tiempo. Nueve minutos después, el chileno Pablo Pozo sí acertó al anular un gol de Marvin Bejarano en off side.
A los 30, el árbitro volvió a cometer una seria omisión: un claro penal de Martín Aguirre a Agustín Alayes.

Eso y poco más pasó en el primer tiempo. Y, como para ratificar que no estaba en una de sus mejores noches, el equipo platense tampoco resultó capaz de cerrar el partido en la etapa final.Demasiado impreciso, el juego se desarrolló más bien lejos de los arcos. Estudiantes apenas si dispuso de dos chances de gol: un mano a mano que Carlos Lampe le tapó a Boselli y una gran atajada del arquero ante un cabezazo de Diego Galván, ya sobre el cierre.Universitario, que sobre los 32 se quedó con un hombre menos por la doble amarilla que recibió Aguirre, casi lo empata dos minutos después, cuando Mariano Andújar manoteó con lo justo un disparo de Mauricio Saucedo de afuera del área. Estudiantes ganó y punto. Al menos le sirvió para quedar segundo en su zona.