martes, 3 de marzo de 2009

Que juzguen a los dirigentes deportivos bolivianos corruptos, pide empresario que invierte en el club Bolívar

Publicada ayer, 1 de marzo, en el periódico El Deber de Santa Cruz de la Sierra, la entrevista del empresario Marcelo Claure, idealizador de la Sociedad Anónima formada para administrar el club Bolívar de La Paz, demuestra sus verdaderas intenciones.

Por ejemplo, deja a entrever que las inversiones que está realizando en el club Bolívar serán debidamente cobradas con la venta de departamentos que serán construidos en los que actualmente es el Gran Centro Mario Mercado.

Porque los empresarios son llamados así, debido a que realizan negocios y mejor si son lucrativos. Y Claure no es la excepción.

En el fondo Claure repitió una entrevista que nos concedió y que fue transmitida por una emisora de radio en la que prestábamos servicio. Y sus palabras son lapidarias: Bolívar no tiene patrimonio; ni el Gran Centro, ni el estadio de Tembladerani pertenecen a la institución.

Lo que dice de los dirigentes del fútbol boliviano todo el mundo sabe y comenta, pero nadie hace absolutamente nada.

Lean el trecho de la entrevista conseguida por Ángel Meneces en Miami y que interesa a Bolívar y a Bolivia.


“Ángel Meneces (…)- ¿Y por qué invertir si aún no tiene un buen resultado en Bolivia con Bolívar?

Marcelo Claure - Creo que uno de mis grandes defectos es no quedarme tranquilo con lo que tengo, después de hacer la sociedad anónima del club Bolívar decido asociarme con el club Barcelona, vi. también que ambas instituciones tenían las mismas perspectivas, por eso es que se nos antoja invertir en la MLS, esperemos que todo salga bien.
AM - A propósito del fútbol boliviano. Usted ha invertido más de un millón de dólares y sólo ha recogido dolores de cabeza. ¿Cómo se explica esto?

MC - El fútbol boliviano es un desastre porque es manejado por gente irresponsable, cuando un equipo grande no tiene dueño, que los socios sean presidentes y éstos hagan venta y compra de jugadores, endeudando a los clubes a su antojo, a eso se le llama un desastre.
Déjame mencionar un ejemplo, lo voy a contar como anécdota, cuando nos hicimos cargo de Bolívar fuimos a buscar los papeles de contabilidad para ver cómo se había manejado económicamente, no encontramos nada, se habían robado los papeles, las computadoras y todo lo que han querido. Eso no se puede hacer en una institución, creo que la Liga es la gran culpable, no puede existir una Liga donde nadie sea el responsable y, quieran o no, esa irresponsabilidad se refleja en el fútbol: se juega mal y pocas veces salen jugadores estrella. Para mí, y te lo vuelvo a repetir, el fútbol boliviano es uno de los peores de Latinoamérica.

AM - ¿Es un ejemplo para el resto, lo que está haciendo?

MC - Esperamos que otro club asuma la misma iniciativa y adquiera responsabilidades, así es mucho más lindo sentarse en una mesa, conversar con los socios y hacer que las cosas prosperen.

AM - ¿Cómo ve al dirigente?

MC - A los dirigentes bolivianos lo que más les interesa es llenarse el bolsillo de plata, les importa muy poco qué pasa con sus clubes y equipos. Los presidentes deberían ser juzgados por sus actos, no puede ser que hagan lo que quieran y se vayan. Luego, el que paga los platos rotos es el presidente que viene, porque tiene que salvar todos los pecados del anterior. Creo que hay clubes que ya están empezando a copiar la iniciativa de Bolívar, es bueno porque vamos a sacar algo positivo con eso. Que haya más clubes de propiedad privada que equipos de nadie.

AM - ¿Cuánto ha invertido en Bolívar?

MC - Creo que es la inversión más divertida que hice hasta el momento, porque el fútbol en Bolivia es la única diversión sana que existe los domingos.

AM - ¿Ha perdido plata en Bolivia?

MC - No le llamo pérdida, le llamo inversión para recuperar en el futuro. Bolívar tiene más de 5 millones de dólares de deuda, tenemos que empezar a buscar proyectos para disminuir esa suma, vamos a vender departamentos en el Gran Centro de Obrajes hasta que el club esté sano.

AM - ¿Qué cosas le molestan?

MC - Hay muchas, pero creo que se pueden vencer. En primer lugar hay que remodelar el estadio de Tembladerani, quiero que Bolívar juegue en su propio estadio. Es mucho más lindo ver a 25 mil personas llenando Tembladerani que ir al estadio de Miraflores, que más que un estadio parece un cementerio, así fueran 20 mil personas parece que estuviera vacío. Me molesta que el hincha de Bolívar sólo vaya al estadio cuando el equipo está en las finales.

AM - ¿Cómo ve a los equipos chicos?

MC - Es inaudito que los equipos chicos estén saliendo campeones, no es lógico, en ninguna parte del mundo pasa eso, puede pasar alguna vez. Cuando sale campeón un equipo chico ya sabemos lo que va a suceder, pierden en casa y cada vez se hace más difícil pasar a una segunda instancia.