miércoles, 11 de marzo de 2009

Bolivia-Argentina por las Eliminatorias: El hincha boliviano victima de los revendedores de ingresos y de los dirigentes de la FBF



¿El hincha boliviano será más victima de los revendedores o de los dirigentes de la Federación Boliviana de Fútbol?

El ingreso más barato costará el 14% del sueldo básico boliviano.

La Federación Boliviana de Fútbol (FBF) decidió elevar la escala de precios para el cotejo que Bolivia jugará frente a la Argentina, por las Eliminatorias Sudamericanas a la Copa Sudáfrica-2010.

Con ello, los aficionados que asistan al juego, entrarán a la historia del fútbol boliviano, porque serán los primeros a pagar los ingresos más caros.

El billete más barato, para las curvas norte y sur, costará 80 bolivianos, reflejando un aumento de 33 por ciento. La recta general sufrirá un incremento del 25 por ciento y quien quiera sentarse en el lugar, tendrá que desembolsar 100 bolivianos.

Por su lado, los más pudientes, para tener el privilegio de no mojarse en caso de lluvia, en los sectores A, B y C, la llamada Preferencia, tendrán que abonar 350 bolivianos. En la butaca A se da un incremento de 50 bolivianos (17%) y en las butacas B y C, de 100 bolivianos (40%).

Los niños también serán víctimas de la FBF, porque las medias entradas igual subirán de precio: un boleto a curvas pasará a costar 40 bolivianos; para general 50 bolivianos y para preferencia 100 bolivianos, siendo que anteriormente costaban, respectivamente, 30, 40 y 75 bolivianos.

Los inteligentísimos dirigentes de la FBF que decidieron incrementar los precios, explicaron que las selecciones de Argentina y Brasil son oportunidad de mayores recaudaciones, y que “éstas benefician al fútbol boliviano.”

Pregunto: ¿En qué benefician al fútbol boliviano? ¿Dónde están los informes económicos de las tres últimas gestiones de la Federación Boliviana de Fútbol? ¿Cómo se puede saber si realmente fueron benéficas? ¿No les da vergüenza reconocer en público su falta de ética al querer ganar dinero con la fama y trabajo de otras selecciones?

Señores dirigentes de FBF, ustedes deberían tener más bien la inteligencia de premiar al sacrificado hincha boliviano bajando los precios y dándole oportunidad de ver a astros internacionales que poquísimas veces visitan nuestro país.

Alberto Lozada, gerente de la FBF, intentando justificar lo injustificable dijo que “la talla del rival (Argentina), justifica el aumento y es una manera de resarcir a la Federación, que es la que menos recauda en la región durante las eliminatorias.”

¿Resarcir de qué, señor Lozada? Más bien, la FBF debiera resarcir a la afición por la desorganización y por el pésimo fútbol presentado por la selección nacional, víctima de dirigentes que se eternizan en los cargos.

Le pregunto señor Lozada, ¿no es vergonzoso reconocer que el hincha nacional tiene que ir al estadio más para ver a la Argentina que a nuestra propia selección?

“Los precios en Bolivia son los más bajos de toda América Latina.”, dice el iluminado Lozada. Y continua, "en otros países las recaudaciones superan fácilmente el millón de dólares; la Selección recauda menos que los clásicos de La Paz y Santa Cruz”, concluye el eterno gerente de la CBF.

Le respondo: Señor Lozada, el producto que se pone a la venta vale exactamente lo que pesa en calidad y utilidad.

Por último, la pasión del hincha boliviano por su selección es tanta, que acredito pueda hacer sacrificio para ir al Siles. Pero lo que no se aguanta más es que estos dirigentes no rindan cuentas a nadie respecto de las recaudaciones y de lo que reciben de la Conmebol, derechos de transmisión, publicidad en los estadios, y en los uniformes, etc, etc.

El 1º de abril, fecha en que la selección argentina nos visite, será difícil distinguir de quién el hincha boliviano será más victima: de los revendedores o de los dirigentes de la Federación Boliviana de Fútbol.

A los ilustres dirigentes del fútbol boliviano debemos recordarles que el 5 de marzo de 2008 el Gobierno nacional aprobó el decreto 29473, que en su artículo 2, parágrafo I, dispone que "con carácter retroactivo desde el 1 de enero de 2008, el monto determinado para el Salario Mínimo Nacional es de 577,50 bolivianos (quinientos setenta y siete 50/100 bolivianos)”.

O sea, el ingreso más barato para el juego entre Bolivia y Argentina costará el 14% del sueldo mínimo boliviano.

Un verdadero absurdo.