jueves, 26 de marzo de 2009

Un fracaso más, qué importa

Esta vez fue Aurora de Cochabamba. De fracaso en fracaso el fútbol boliviano va perdiendo el poco prestigio que conquistó con el Sudamericano de 1963 y la clasificación a la Copa del Mundo en 1944.

Gremio jugó poco y venció. Aurora se esforzó, no fue suficiente y perdió.

La diferencia fue futbolística. Gremio es un equipo, Aurora un amontonado de hombres bien intencionados.

Al final, los brasileños se fueron más líderes que nunca y los bolivianos se despidieron de la Copa Libertadores de América.

Dos goles a uno fue el resultado.

Como dice el famoso vals peruano: "Un fracaso más, qué importa..."