martes, 18 de marzo de 2008

¿La Paz, Potosí y Oruro necesitan bajar la cabeza contra la conjura internacional?

Muy sospechoso.

Mientras el presidente de la república, Evo Morales, y Diego Armando Maradona, se unen para socorrer a los damnificados del Beni y dan una respuesta contundente a la FIFA, contra el veto a la altura, me pregunto:

¿En dónde estaban Carlos Chávez, presidente de la Federación Boliviana de Fútbol, y Mauricio Méndez, presidente de la Liga del Fútbol, Profesional Boliviano?

Señores, la conjura contra La Paz, Potosí y Oruro está caracterizada.

Infelizmente llegó al deporte y tiene matices político-económicos como ya escribí en este blog.

Están queriendo dividir al país.

No es ningún acaso que anuncian en Santa Cruz de la Sierra que colocarán el estadio Tahuichi Aguilera listito para que la selección juegue allá.

A eso se suma la renuncia de Milton Melgar al vice ministerio de Deportes, que no aguantó la presión de sectores conservadores que controlan la vida de los cruceños.

Los clubes paceños, potosinos y orureños tienen que dar una respuesta contundente. Creo yo que no vale la pena continuar con un campeonato organizado y controlado por los señores que comandan la Liga y la Federación.

Sería una respuesta a la FIFA y sus secuaces bolivianos.