jueves, 15 de octubre de 2015

VIVIENDO Y APRENDIENDO, SEÑOR BALDIVIESO


Exageración aparte, al destacar la “actitud, garra, coraje y mística”, que expusieron los futbolistas de la selección boliviana de fútbol, en los dos partidos por las Eliminatorias, en declaraciones al periódico Los Tiempos de Cochabamba, el entrenador Julio César Baldivieso demostró que aprendió la primera lección para obtener el respeto de sus dirigidos.

Esto es, un entrenador jamás debe hablar mal de los futbolistas en público y por los medios de comunicación.

Para llamar la atención a los jugadores, hay momentos, forma y lugar específicos.

No nos olvidemos que las “estrellas” son los jugadores.

Viviendo y aprendiendo, señor Baldivieso.