martes, 27 de octubre de 2015

CAMBIOS TÁCTICOS DEL ENTRENADOR VILLEGAS, LE DIERON LA VICTORIA A BOLÍVAR SOBRE ORIENTE: 2 X 0

 
Incansable, el joven celeste, Erwin Saavedra, marcó, apoyó y llegó al ataque. (Foto: La Razón). 
Bolívar tuvo el control del balón en casi 70% del partido, pero no consiguió dominar los tres sectores del campo de juego.

Eso le dificultó las cosas a tal punto, que podía, inclusive, irse al descanso perdiendo para Oriente Petrolero, después de que un parante salvó su arco, al final del primer tiempo.

Las dos líneas defensivas que Xabier Azkargorta, el entrenador orientista armó (5-4-1), demostraron que al equipo de Eduardo Villegas le falta mayor rotación de jugadores y toque de bola permanente, para poder transponer esquemas defensivos. Y eso se consigue con paciencia de 90 minutos.

Felizmente para los celestes que su entrenador, inteligentemente, modificó las cosas en el segundo periodo, cuando (por fuerza de reglamento y porque el ataque de Oriente no existía) tuvo que sacar al español Capdevila, que jugaba (y bien) por la banda izquierda, para el ingreso del centro delantero ecuatoriano Tenorio, colocando al volante Arrascaita como lateral derecho, pasando al dueño de la posición, Baldomar, para apoyar por la izquierda.

Ese inteligente cambio táctico le dio más velocidad a las laterales y movilidad al medio sector bolivarista,  aumentando considerablemente las asistencias para (a esa altura) los dos delanteros (Tenorio y Ferreira). Bolívar pasó a ser otro equipo.   

Y fueron justamente los dos atacantes los que marcaron los goles de la victoria celeste, justificando plenamente los cambios efectuados por Villegas.

Porque los dos goles salieron gracias a la velocidad de Arrascaita y guapeza del cada vez más titular del equipo, el joven volante Erwin Saavedra (con buena marca, toque de bola y guapeza para llegar al frente), en cuyos pies se iniciaron las jugadas, para concluir en la cabeza y pierna izquierda de Ferreira y Tenorio, a los 19´y 26´del segundo tiempo.

El entrenador Eduardo Villegas demostró que ya conoce bien los recursos humanos con que cuenta para modificar el sistema táctico de su equipo, dependiendo de sus necesidades y adversario.

Su próximo desafío se llama Sport Boys (puntero del torneo al lado de The Strongest), a quien visitará el jueves venidero, para jugar un “cotejo de seis puntos”. (Ver estadística en la columna a la derecha de esta página).