jueves, 7 de agosto de 2014

ORGANIZACIÓN BANDIDA SE APODERÓ DEL FÚTBOL BOLIVIANO



"EL DINERO DE LOS DERECHOS DE TV ASEGURA EL INICIO.

Decisión. Sport TV Rigths pagará unos $us 8.000.000 por la gestión 2017-2020. Los clubes recibirán un adelanto para pagar deudas con los jugadores (unos $us 500.000) y así Fabol no vaya a un paro."

Así, sin verguenza y en negrita, para destacar más el texto, Fabol – Futbolistas Agremiados de Bolivia, publica la noticia en su página web, como siendo un gran logro, una gran conquista. http://www.fabolivia.com/noticias/noticias-de-la-participacion-de-fabol-en-el-campeonato-apertura.html

Fabol, con dinero ajeno, se vanagloria de “garantizar el inicio del Torneo Apertura”, cuando, en realidad, se trata de un engaño tramposo y estafador.

Fabol, al exigir que los “clubes” paguen los sueldos atrasados a los jugadores con un dinero proveniente de un contrato hasta 2017-2020, que pudiera firmarse con la Sport TV Rigths, empresa que pagaría 8 millones de dólares, por derecho de televisación, compromete la existencia de los mismos “clubes”.

Los dirigentes de la Liga no pueden vender los derechos de televisación por adelantado, simplemente porque ningún “club” afiliado sabe si permanecerá en la primera división hasta 2020. Así, los equipos afiliados a la ANF - Asociación Nacional de Fútbol, candidatos a ascender de cagtegoría, estarían sufriendo una estafa.

Pero, como las asociaciones y sus dirigentes son hombres de confianza de la Federación Boliviana de Fútbol (FBF) y eligen a su presidente, que también es electo por los presidentes de los clubes de la Liga, ¿quién podría quebrar ese círculo vicioso que más se asemeja a una banda organizada?

Felizmente, Bolívar, Oriente y Wilstermann, manifestaron su oposición a la venta de esos derechos. Ojalá se mantengan firmes.

La noticia publicada en el periódico El Deber de Santa Cruz de la Sierra (06.08.2014) trae a tono otro comportamiento que, de tanto practicarlo en Bolivia, ya parece “normal”: que el dinero de los derechos de televisación de los juegos de la Liga hasta 2016, ya fueron comprometidos y gastados.

Ese comportamiento sin control y sin que nadie diga absolutamente nada, hace con que los dirigentes quieran eternizarse en sus cargos.

Inclusive en Fabol.

Si los “clubes” no tienen dinero para honrar sus deudas de trabajo, el ministerio del sector, a través de la justicia, debería simplemente impedir que los dirigentes del fútbol boliviano continúen firmando contratos con jugadores a los que no pueden pagar..

Y que no comience el campeonato hasta que se crie vergüenza en el fútbol boliviano.

Actualizado en 08.08.2014: Finalmente, las negociaciones (o sería mejor decir negocios) llegaron a un fin feliz para los que negociaron y el Torneo Apertura de la Liga se iniciará, mañana, sábado, 09.08. con el juego entre The Strongest y Sport Boys, a las 15h00, en el estadio Rafael Mendoza, de Achumani, en La Paz, estadio que no tiene la mínima infraestructura, y mucho menos seguridad, para un partido profesional.