martes, 2 de julio de 2013

¿PARA QUÉ SIRVE EL “TORNEO DE VERANO"?


Ese tal de torneo “de verano” es una lástima para los jugadores y para el fútbol boliviano.

Sea cual fuere la empresa patrocinadora, no dudo de sus buenas intenciones al organizarlo.

Lo que pasa es que los partidos llamados clásicos son siempre disputados en un ambiente de confrontación debido a su historial, con una dosis absurda de desgaste físico y emocional, y que exigen mucho de los jugadores que generalmente no están debidamente preparados.

Así, en lugar de ser provechosos, esos juegos son contraproducentes y los jugadores sienten el desgaste durante el torneo oficial que se avecina.


Creo que las ganancias monetarias que ese tipo de torneos producen, a la larga, cobran “víctimas”, por crear expectativas falsas.