sábado, 7 de junio de 2008

La Eurocopa-2008 nos trae un nuevo lenguaje televisivo


Nada substituye al placer de estar presente en una cancha viendo un juego deportivo, sea cual fuere.

Pero, para los que no podemos presenciar in loco la Eurocopa 2008, que se juega en Suiza y Austria, la televisión es la solución.

Y creo que, por más irónico que pueda parecer, somos privilegiados.

Vi la primera fecha del torneo (Suiza 0 x 1 República Checa - Portugal 2 x 0 Turquía)cómodamente sentado en casa y, confieso, me quedé preso a la telita, porque fui testigo, como millones de personas en el mundo, de una transmisión impecable.

Estoy cada vez más convencido de que no es suficiente tener equipos de última generación tecnológica, si no hay ideas.

La Eurocopa-2008 puede no tener, futbolísticamente, la plasticidad latinoamericana, pero, sin duda, nos traerá un nuevo lenguaje televisivo, en lo que a transmisiones futbolísticas se refiere.

Inmediatamente se me vino a la mente una frase famosa del cineasta brasileño Clauber Rocha: “Una cámara en la mano, una idea en la cabeza”, que representa un casamiento firme, sin posibilidades de separación.